Serpientes de Puerto Rico

Las serpientes o culebras como también son conocidas en muchos lugares, son animales pertenecientes a la familia de los reptiles. Uno de los países donde se ha tenido un número diminuto de serpientes es Puerto Rico.

No se tienen muchos hallazgos de la existencia de muchas especies en Puerto Rico. Al contrario de lo que ocurre con otros países de la zona en los cuales el ambiente resulta más propenso para la vida de estos reptiles.

La isla de Puerto Rico, tiene sus ventajas en el tema. Tomando en cuenta que para muchos las serpientes solo son animales tóxicos y peligrosos, en Puerto Rico solo existen 4 especies de culebras.

Serpientes de Puerto Rico

Las culebras ciegas

Es la especie de serpientes más pequeña que se encuentra en Puerto Rico, no llega a medir más de treinta centímetros. También es de las que son más fáciles de encontrar.

Hábitat y alimentación

Se mantienen en la basura, debajo de la tierra o en aquellos troncos de mal estado. Es común verlas en los lugares más desgastados y donde la tierra es la protagonista, pues es lo que por regla estas serpientes buscan.

Se alimentan de insectos, desde hormigas hasta cualquier otro insecto diminuto que pueda encontrarse.

Características

Su color puede variar entre marrón o gris, pero lo que de verdad logra diferenciarla de las demás serpientes de Puerto Rico, es que tiene una escama con forma diversa y particular en la punta de la cola.

Otra característica es que no tiene muelas, por tanto su mecanismo de defensa es con la cola.

Lee también:  ¿Cuál es la extensión territorial de Puerto Rico?

Culebrón

El primer dato que nos alerta sobre el culebrón o la boa, no es su tamaño que vale aclarar, es de dos metros. Sino que este tipo de serpiente se encuentra en peligro de extinción.

Suena bastante raro que una serpiente sea un animal prohibido, cuando antes abundaban tantas Boas en Puerto Rico. Un motivo a resaltar es que esta serpiente no pone huevos, sino que pare a sus crías.

Hábitat y alimentación

Los lugares con arbustos y plantas son los más buscados por las boas, si se encuentran en un lugar alejado a su hábitat común, toman como hogar aquellas construcciones deshabitadas.

En cuanto a su alimentación, se puede decir que gracias a su gran tamaño puede comerse hasta una gallina. Detalle que para muchos en Puerto Rico, resulta peligroso.

¿El culebrón es venenosa?

A pesar de que puede morder y ocasionar heridas muy graves, este tipo de serpiente encontrada en Puerto Rico, no es venenosa. Puede ser muy mansa dependiendo del trato.

La serpiente de jardín

Su tamaño ronda los 45 centímetros, puede ser muy inofensiva, ya que no se ve muy seguido. Su hábitat natural es las hojas y los árboles, en pocas palabras todo lugar donde se encuentre un poco más de naturaleza.

Aunque perfectamente se adapta a otro tipo de hábitat, solo que en principio, es muy cercana a todo lo que conlleve grama y lugares verdes, razón por la que en Puerto Rico se conoce como culebra de jardín.

Su alimentación se basa en los lagartos, punto interesante considerando su tamaño.

Serpiente corredora

Esta serpiente mide un metro, y a diferencia de la boa puertorriqueña que mide más, esta sí que es venenosa.

Lee también:  Mapa de suelos de Puerto Rico

Es tan venenosa que incluso se atreven a compararla con las cobras. Se encuentran en los lugares montañosos, donde se les hace más fácil esconderse. Es importante conocer que son demasiado peligrosas.

En conclusión, Puerto Rico resalta por ser de una de las naciones de América Latina en tener tan pocas especies de serpientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *